Fisioterapia para Atritis

Fisioterapia para calmar el dolor

La artritis a menudo causa dolor o inflamación, lo que puede provocar rigidez e incomodidad. Aunque no puede curar esta enfermedad, el profesional de fisioterapia puede intervenir para paliar determinados síntomas. Mediante diferentes técnicas, trabajará para desinflamar, mantener la movilidad y fortalecer los músculos sin irritar demasiado la articulación.

La fisioterapia puede jugar un papel importante tanto en la fase aguda como en la crónica de la enfermedad:

  • utilizando diferentes modalidades para disminuir el dolor y la inflamación;
  • ayudando a minimizar el estrés en casos favorables a la artrosis, entre otras cosas a través de ejercicios y recomendaciones;
  • aliviar y ayudar a mantener o recuperar la movilidad articular en casos de artritis reumatoide;
  • sugerir ejercicios para mejorar o mantener la fuerza, el estado físico, la resistencia y la flexibilidad de los músculos cercanos a las articulaciones que pueden verse afectados por la enfermedad de la artritis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.